Mollendo. Los 42 salvavidas que custodian las playas de Mollendo no tienen con qué sobrevivir. Solo reciben 6.20 soles al día para su alimentación y duermen en las frías y deterioradas instalaciones de la carceleta de Mollendo.

Pese a ello, ayer tuvieron que lidiar con los 30 metros que creció el mar hacia la orilla. Esto causó  pánico y malestar en 30 mil veraneantes. La Policía de Salvataje rescató a 4 durante el extraño suceso, que habría causado el Fenómeno El Niño.

NECESITAN APOYO

Desde que arribaron a este lugar, el pasado 26 de diciembre, los 42 efectivos se rotan para que laboren 21 salvavidas cada día.

Sin embargo, solo 14 pueden descansar en los deteriorados camarotes que posee este lugar. Los otros deben dormir en el suelo.

Tampoco cuentan con duchas, pero sí un silo, que hace las veces de baño. Además, el lugar donde pernoctan no brinda las comodidades mínimas.

“Aquí nadie nos invita nada. El dinero no nos alcanza, y dormimos en el suelo”, dice un suboficial desplegado para esta zona, quien prefiere no identificarse por temor a represalias.

“Hoy (ayer) realizamos 4 rescates, y con ello suman 24 los realizados en esta semana. Tenemos que cumplir nuestra misión, a pesar de vivir en estas condiciones. Es amor al trabajo”, explicó.

Por ello, junto a otros efectivos, pidieron a las autoridades policiales y municipales de Mollendo e Islay, dotarles de botes, boyas y un lugar para dormir. Según se pudo corroborar,  las playas Albatros, Las Rocas y la Cuarta Playa no tienen ningún salvavidas.

 

Texto: Ruddy Estéfani Torres Huamaní
rtorres@editoramultimedios.pe

Yura

Edición digita