Para Mario Alfonso Bazán Argandoña, el 2016 será un año clave, por lo pronto a intesificado sus entrenamientos con el objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos  de Rio de Janeiro  y ser su segunda Olimpiada en el que participa, anteriormente los hizo en Londres 2012.

“Tengo confianza en clasificar, bien através del raking o  haciendo la marca mínima. Sé que en estos momentos tengo una marca que no es buena, pero trabajamos para mejorarla, espero que en mayo ya pueda decir que clasifique”.

Bazán competirá en marzo en tres Grand Prix en Argentina y posteriormente irá a competir a Estados Unidos.
Por ahora Bazán entrena en el estadio Melgar y en el CAR de Cerro Juli y lo hace junto a su esposa la panameña Andre Ferris, ellos tienen en cada práctica tiene alguién que les inspiran a seguir adelante  a dejar todo en cada práctica, como es su hija Valentina  de un año y un mes.

“Sin duda todo lo que hacemos es pensando en ella, en su bienestar” cuenta Bazán.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral