Cercado. Cuando Patricio Alva Velarde (30) se disponía a bajar por las escaleras metálicas del segundo piso de su vivienda, ubicada en la calle Jerusalén 204, sufrió una descarga eléctrica al tocar el pasamanos, perdió el equilibrio y terminó en el piso. Sus amigos que lo acompañaban vieron cómo cayó inconsciente. Iban a tener una reunión de confraternidad.

Sus familiares llamaron a los bomberos y la Policía del 105, pero el auxilio tardó en llegar. Por eso, lo llevaron en un taxi hasta el Área de Emergencia del hospital Honorio Delgado Espinoza.

El médico de turno le diagnosticó como policontuso por descarga eléctrica.  Alva presentó quemaduras de primer grado en las extremidades inferiores. Quedó internado en el Área de Observación del hospital.
Su amigo Enso Valdivia lo acompañó al nosocomio, donde contó lo sucedido.

Los padres y amigos del herido dijeron que, aparentemente, un cable eléctrico de luz hacía contacto con las gradas metálicas y que nadie se percató de eso.

Se presume que la corriente eléctrica se transmitió a las escaleras por un cable pelado. Los bomberos recomendaron que se eviten conexiones de adornos por mucho tiempo y se verifiquen los cables del hogar.

obrero se cae de techo.
En otro lado de la ciudad, Richard Lizardo Yari Huaracallo (32) se cayó del segundo piso de una vivienda ubicada en el sector de Alto Libertad, en el distrito de Cerro Colorado, mientras realizaba trabajos de construcción. Sufrió lesiones en un brazo. Benigna Huaracallo, madre de Richard Lizardo y dueña de la casa, lo llevó al hospital regional.
El varón fue internado en el Área de Cirugía Varones del nosocomio, hasta su recuperación.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap