Durante su discurso de orden por el CXLV aniversario de la ciudad de Mollendo, el alcalde provincial de Islay, Richard Ale Cruz, señaló que una de sus prioridades en este 2016 será combatir la inseguridad ciudadana. Una de sus primeras acciones será intervenir en la denominada “Línea Férrea”, en donde pululan decenas de drogadictos que atacan y asaltan a los transeúntes para agenciarse dinero para mantener su vicio.
La gestión municipal dispondrá dos camionetas para intervenir en la zona.  “No vamos a actuar de manera abusiva pero si impondremos el orden. De ser necesario voy a sacarlos de ahí metiendo chorros de agua. Todos estos operativos se gestionará con la Policía y el Ministerio Público porque no podemos seguir descuidando este problema”, dijo el alcalde de Islay.
Por otro lado, se ha contratado 130 agentes de Serenazgo para que implementen el plan de seguridad para este verano en Mollendo. Las Playas 1 y 2 serán resguardadas permanentemente para evitar la venta de bebidas alcohólicas, como se ha dispuesto en una ordenanza municipal.
Según Ale Cruz, los serenos están identificando y sancionando a los comerciantes que ingresan licor a las playas para expenderlo a escondidas.  Esta semana se le quitó la licencia de funcionamiento a una persona que utilizaba su negocio de alquiler de sombrillas para vender latas de cerveza.
“No estamos en contra de su derecho a trabajar, solo queremos que estas playas sean un espacio familiar para que las personas disfruten de un momento de tranquilidad. Quienes deseen tomar pueden hacerlo en otros establecimientos, pero no en las playas 1 y 2”.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

Yura

Edición digita

Canal Universal