Cercado. La pugna por el poder al interior del Consejo Regional  de Arequipa (CRA) ha llegado a un nivel insospechado. Una semana perdida es el primer resultado del desgobierno en este órgano legislativo que está dividido en dos grupos de cinco consejeros y sin solución a la vista.

El consejero regional Henry Ibáñez, se proclamó ayer presidente del consejo. Incluso encabezó una sesión extraordinaria con presencia del notario público José Jiménez Mostajo.

Solo asistieron cinco consejeros (oposición), por lo cual se suspendió la sesión por falta de quórum (seis consejeros).

El último martes los cinco consejeros oficialistas eligieron como presidente del consejo a Edy Medina, en una sesión cuestionada y hasta con visos de violencia. Ellos apelaron a la Ley de Procedimientos Administrativos donde se indica que si se convoca por segunda vez a una sesión, solo bastará contar con un tercio de los integrantes.
Ibáñez y el resto de consejeros de oposición dicen que esa es una ilegalidad ya que el consejo tiene su propio reglamento y no se puede apelar a ese tipo de normas administrativas.

En la práctica, el CRA tiene dos presidentes, cada uno con cuatro consejeros que los respaldan.

TODO POR EL PODER

Lo que ocurre en el CRA se originó porque cada grupo (oficialistas y opositores) quisieron que uno de sus miembros presida el consejo este año.

Por el oficialismo se propuso a Edy Medina y por la oposición a Jacinto Rosas.

Al tener cada uno el respaldo de cuatro colegas quien iba a tener el voto dirimente era el presidente del consejo.
Entonces el oficialismo ideó su fórmula. El ex presidente del consejo, Mauricio Chang, adelantó repentinamente la fecha de sesión del 8 al 4 de enero, sabiendo que el 4 no estaría presente la consejera de oposición Tatiana Casillas al estar de viaje.

La sesión del 4 se frustró porque no asistieron los cinco consejeros de oposición. Chang convocó a una segunda sesión el 5 de enero. No lo hizo de la manera frecuente y legal que es a través de un oficio en papel, sino a través de correo electrónico y mensajes de texto.

La sesión del 5 de enero sí se realizó a pesar que los cinco consejeros de oposición se retiraron. Fue ahí que Chang y sus asesores apelaron a la Ley de Procedimientos Administrativos para validar que con solo cinco consejeros había quorum.

“En ninguna parte del mundo cinco es mayoría cuando hay diez integrantes”, cuestionó Ibáñez.

De parte de la oposición su estrategia fue desconocer a Chang como presidente aludiendo que su gestión de un año ya había acabado y quien debía presidir la primera sesión del 2016 era el consejero de mayor edad, es decir Henry Ibáñez. Con eso lograrían que el voto dirimente lo tenga él y así la oposición elija presidente.

A partir de allí Ibáñez y su grupo desconocen como presidente a Edy Medina, quien ya empezó a firmar documentos y hacer gestiones a nombre del consejo.

 

Texto: Jorge Turpo Rivas
jturpo@editoramultimedios.pe

fleming

Edición digita

Publicidad