El presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Jhonny Cáceres, reconoció que el sistema de justicia falló en el caso de Delia Flores Tapara, acusada de secuestrar al niño Juan Pablo.
La autoridad judicial indicó que el error surge porque existe un mal encaminamiento de la Ley de Flagrancia que se aplica desde fines del año pasado.
“No todos los casos tienen que pasar por un proceso inmediato, solo aquellos que nos permitan tener pruebas rápidas para sancionar al acusado”, comentó.
En este caso, agregó, la prueba de ADN demora más de seis días, por lo cual no se  debió tomar en cuenta la flagrancia del delito.
“No se puede hablar de un solo culpable, el error es del sistema de justicia”, dijo.
Ahora que la prueba de ADN comprobó la inocencia de Flores Tapara, podría pedir una reparación civil.
“Es lo que corresponde a la víctima de este caso, luego se tiene que evaluar en quién recaerá la responsabilidad del error, incluso en la madre de Juan Pablo”, indicó Cáceres.
Después de este grave error, existe una verdad: Juan Pablo sigue perdido más de tres meses.

 

Texto: Jorge Gamez Zúñiga (*)
redaccion@editoramultimedios.pe

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral