CAYLLOMA. Los pobladores de las zonas altas de Caylloma, se muestran muy preocupados debido a que el fantasma de la sequía viene rondando estos lugares, ello ante la evidente escases de agua.

Los sembríos de habas, arvejas y papas, están a punto de perderse por la falta de agua para su riego. A ello se suma la pérdida de los camélidos andinos (llamas y alpacas), que están muriendo por falta de alimento y el recurso hídrico, según los manifestado por los ganaderos de la zona, quienes manifestaron que los precios bajos en la carne y fibra de sus animales no compensa el sacrificio que realizan en el cuidado y crianza.

 

Texto: Zacarías Ocsa Ocsa
redaccion@editoramultimedios.pe

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap