Ayer pasada la medianoche, los vecinos del barrio Alto Alianza, alertaron a la Central de Emergencia 105 y al Serenazgo de Puno, sobre el hallazgo de una jovencita que yacía abandonada en un descampado. Los uniformados del municipio acudieron de inmediato, encontrándola tirada en una zona oscura de la avenida Emilio Baldizán, a la altura del Mirador Puma Uta.

Se trataba de Greysi W. F. C. (19), quien permanecía inconsciente, con las prendas íntimas manipuladas y a su costado derecho, un charco de humedad dibujado por sus orines.

Asustados, los serenos la evacuaron de emergencia al Hospital Regional Manuel Núñez Butrón, ya que por más que insistían su reacción era opaca.

Cuando bajó de la móvil, todavía tenía el pantalón un tanto bajado y se le notaba la trusa; la blusa y sostén permanecían estrujados. Al tomar una silla de ruedas, aún exhibía un espectáculo un tanto obsceno. La dejaron durmiendo.

En horas de la mañana, reaccionó frente a su madre y hermana. Contó que la noche anterior había bebido con una prima, en el bar “El loco”, y que luego acudieron a una discoteca céntrica, donde la ‘siguieron’. Trascendió que su prima le dio un vaso de ron y que de allí no recuerda nada.

La policía cree que un seudotaxista la llevó a un lugar desconocido y que luego de ultrajarla la abandonó en el descampado.

OTRA “PEPEADA”

De otro lado, pasado el mediodía, los policías de Emergencia 105, rescataron a una muchacha no identificada, de unos 16 años, en completo estado de embriaguez y ni siquiera balbuceaba.

Fue hallada en la avenida Costanera, por el Terminal Terrestre, y la dejaron durmiendo en el hospital.

 

Texto: Kevin Moncada Xespe
kmoncada@editoramultimedios.pe

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui