MAJES. Por segunda vez Delia Flores Tapara intentó inscribir a su hijo Jeycob Katata Flores en la Oficina de Registro Civil  de la Municipalidad de Majes, pero le volvieron a negar el trámite.  Esta vez le dijeron que la jefa del área, Yuliana Chuctaya Ponce, debe volver de sus vacaciones.
La madre, quien llegó hasta la entidad en compañía de su abogado Juan de Dios Medina, fue atendida por Yesenia Quispe Huamaní. Por eso, Jeycob continúa sin tener su partida de nacimiento, que lo reconoce como ciudadano peruano. Es así que el vía crucis de Delia no acaba. Como se recuerda, la madre fue detenida el 5 de enero acusada de ser la autora del robo de un recién nacido en la posta médica de Mariano Melgar, en octubre del 2015. La acusación se fundaba en que Delia no tenía ningún documento que avalaba su estado de gestación y parto.
Y confundieron a su hijo, de tres meses de nacido, con Juan Pablo, el bebé raptado. Incluso Delia fue encarcelada. Pero su inocencia se comprobó con una prueba de ADN que se le practicó a su hijo y salió en libertad. Eso fue el 14 de enero pasado.
Dentro de los documentos que Delia llevó esta vez para registrar a su vástago había dos declaraciones de testigos que daban fe que el niño era hijo suyo. Delia Flores continúa recibiendo maltratos.

 

Texto: David Luza Huanca
redaccion@editoramultimedios.pe

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui