TACNA. Totalmente fraccionado quedó en Tacna el partido político Alianza Para el Progreso, luego de que se rompiera el pacto que tenían con el Movimiento Cívico 2014 y que varios de sus militantes presentaran una renuncia en bloque.
El caos comenzó la mañana de ayer luego de que se conociera que la precandidata y exfuncionaria del gobierno regional Sheillah Miñano Bautista renunciaba a la precandidatura. Pero eso no era todo, además el propio gobernador regional Omar Jiménez Flores, en calidad de presidente del Movimiento Cívico realizó una conferencia a la prensa para anunciar la ruptura del pacto con Alianza Para el Progreso.
Según Jiménez, el punto de quiebre habría sido el incumplimiento del partido de Acuña con lo acordado el pasado 1 de diciembre.
Lo que reclama el presidente del movimiento cívico es que el partido no haya cedido la primera ubicación de la plancha congresal por Tacna a Sheillah Miñano, tal y como había sido acordado.
“El pacto era uno y si se aceptan modificaciones en un inicio luego van a seguir modificándose en el camino, por eso es mejor romper de una vez con todo esto, qué podemos esperar de una persona que no cumple con sus promesas en campaña”, cuestionó Jiménez.
El presidente del movimiento cívico denunció además que existe una imposición de parte de Alianza Para el Progreso para que participen de esta elección algunos congresistas que buscan la reelección en el cargo.
En el caso de Tacna habló de manera específica de la congresista Natalie Condori, a quien acusó de obstruir de manera permanente la labor que realiza el gobierno regional.
“Nosotros pensamos inicialmente que la candidatura de la señora Condori sería por Lima, por eso no nos correspondía realizar ninguna objeción, pero después se indicó que intentaría postular por Tacna y bajo otras condiciones que van en contra de lo acordado”, expuso.

Texto: Rodolfo Rodríguez Vargas
ro.rodriguez@editoramultimedios.pe

 

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral