El opositor ruso Alexander Litvinenko fue asesinado en Londres en noviembre de 2006 “probablemente” con el consentimiento del presidente Vladimir Putin y por encargo del servicio secreto ruso FSB, concluye el juez británico Robert Owen en su informe final sobre el caso.

Litvinenko, que murió el 23 de noviembre de 2006 en la capital británica, probablemente fue envenenado por el ex oficial militar ruso Dmitri Kvtun y su socio Andrei Lugovoi por órdenes del FSB, concluyó el magistrado, que preside una comisión de investigación gubernamental, en su informe producto de 12 meses de investigación.

“Estoy seguro de que el señor Lugovoi y el señor Kovtun estaban actuando a las órdenes de otros cuando envenenaron a Litvinenko”, probablemente del FSB, señala el texto. “La operación del FSB probablemente fue aprobada por el señor (Nikolai) Patrushev (entonces director del FSB) y también por el presidente Putin”, insiste Owen.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad