MIRAFLORES. Una niña especial, que participaba del programa de vacaciones útiles de la Municipalidad Distrital de Miraflores (MDM), murió ayer ahogada en la piscina municipal “La Gran Familia”, por descuido de los profesores de natación. El accidente ocurrió al promediar las 17:00 horas, en el centro recreacional ubicado al final de la avenida Tarapacá, en Porvenir – Miraflores.
Los testigos relataron que el instructor pidió el flotador a la niña Reyna Milagros C.T., de 6 años, cuando de pronto la menor cayó sorpresivamente al agua.
La madre empezó a buscar a su hija, recibiendo como respuesta de parte del profesor que se había retirado al baño.
A los pocos minutos se observó a la muchacha en el fondo de la piscina, que tiene una profundidad de 1.70 centímetros. Los gritos desesperados de la madre alertaron a los otros padres de familia, quienes ingresaron al agua para rescatar a la menor.
Inmediatamente fue auxiliada al centro de salud de Edificadores Misti, donde el médico de turno certificó que llegó sin signos vitales.
Pero lo que más indignó a la progenitora fue que ninguno de los instructores sabía nadar y la piscina no cuenta con salvavidas.
El fiscal Edgar Valencia, de la 2da. Fiscalía Provincial de Mariano Melgar, denunciará a los profesores por homicidio doloso, mientras que el cuerpo de la niña fue trasladado a la morgue para la necropsia de ley.
Personal del serenazgo y funcionarios de la MDM trataron de minimizar el  hecho, señalando a diario Sin Fronteras que todo es una exageración.

 

Texto: Julio Aquise Uscamayta
jaquise@editoramultimedios.pe

Yura

Edición digita