MIRAFLORES. Los tres profesores de natación implicados en la muerte por ahogamiento de la niña Reyna Milagros (6) en la “Piscina de la Familia Miraflorina” fueron abandonados por la Municipalidad Distrital de Miraflores (MDM).
El burgomaestre Germán Torres Chambi afirmó que no considera a los docentes como trabajadores ediles porque no están en planilla y solo laboran bajo la modalidad de locación de servicios.
“No tenemos intención de seguir trabajando con ellos. No son trabajadores permanentes del municipio”, sostuvo la autoridad edil.
Por su parte, Américo Gonzales Linares, procurador público de la MDM, confirmó que no apoyarán a los instructores de natación porque la ley se los prohíbe.
“Tomamos sus servicios en forma temporal. Ellos deberán enfrentar su problema ante la justicia; la municipalidad no tiene ninguna responsabilidad”, aseguró el funcionario, quien se reunió ayer con los parientes de los detenidos para explicar la posición de la comuna miraflorina.

AL PENAL
Ayer a las 6:05 de la mañana, Joel Carreón Cuentas (34) y Samuel Delgado Latorre (35) fueron enviados al penal de Socabaya con una prisión preventiva de 9 meses, por disposición del Juzgado de Investigación Preparatoria de Mariano Melgar.
Según el Ministerio Público, ninguno de los dos demostró en la audiencia el arraigo laboral y domiciliario.
Mientras, Rossana Chávez Manrique (45), otra instructora, recibió la disposición de comparecencia con restricciones.
De acuerdo al artículo 106 del Código Penal, los tres profesores fueron acusados por el presunto delito de homicidio por omisión (comisión por omisión) por la muerte de la menor ocurrida el pasado viernes 22 de enero del 2016.
Milagros Salinas, esposa de Samuel Delgado, con lágrimas en los ojos, aseguró que ahora se queda desamparada porque cuenta con tres hijos de 6 meses, 7 y 9 años.

CLAUSURA Y DENUNCIA
Ayer, responsables de la Gerencia de Salud y Defensa Civil clausuraron por diez días la piscina municipal, por no cumplir con el Decreto Supremo 007-2003, que exige la presencia de dos salvavidas y una torre de control. Además, se presentaron problemas de inseguridad como la falta de señalización y pisos resbaladizos, problemas que fueron advertidos por la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA).
La fiscal de Prevención del Delito, Cecilia Ampuero, aseguró que si reabren la piscina municipal sin levantar las observaciones, el alcalde Germán Torres y el administrador Manuel Sánchez serían denunciados por el delito de omisión e incumplimiento de funciones.
Exhortó a los padres de familia a estar pendientes de sus menores hijos cuando están en un lugar público, más aún en una piscina que tiene más de un metro de profundidad.

OTRAS PISCINAS
Los especialistas también supervisaron la piscina de   Alto San Martín, en Mariano Melgar, donde se recomendó el mantenimiento de las rejillas de los canales de desagüe y conexiones eléctricas, así como la presencia permanente de salvavidas.
En la piscina de Tingo se recomendó colocar señalizaciones y realizar el mantenimiento de los toboganes.
Asimismo, no cuenta con certificado de Defensa Civil, según confirmó Isabel Hinojosa, responsable de dicha área en la MPA.
Por su parte, el responsable de la Vigilancia de Piscinas del Ministerio de Salud, Juan Ramos Castillo, indicó que solo 31 establecimientos cuentan con autorizaciones, mientras que otros 30
vienen funcionado en condiciones peligrosas.
“Estamos trabajando para clausurar estas piscinas, pero falta personal para hacer cumplir la norma”, expresó. Precisó que en Tiabaya y Socabaya también se identificaron problemas similares.

 

Texto: Julio Aquise / Ruddy Torres
redacción@editoramultimedios.pe

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui