Directo al Punto

Desde hace un tiempo muchos municipios han comenzado a incrementar la infraestructura deportiva de sus respectivas jurisdicciones. De la misma manera los colegios conocidos como emblemáticos hoy cuentan con  envidiables escenarios deportivos.
¿Todo esto se ha construido de la mejor manera, es decir respetando los reglamentos y además con proyección a futuro?, ¿o simplemente lo han hecho por cumplir promesas o metas fijadas con anterioridad?
Durante la semana pasada se ha polemizado sobre el tema del Coliseo Arequipa; lo cierto es que en ese recinto deportivo no se podrá desarrollar torneos oficiales de carácter internacional porque la cancha no cumple con lo que dispone la FIBA en el básquet y la FIVB en el vóley: antes de colocar la pista del campo de juego, se tiene que colocar un piso de madera especial, esto no fue contemplado en el expediente técnico. Tanto la  municipalidad provincial como al IPD no tomaron en cuenta este detalle.
No tomaron en cuenta este detalle porque simplemente no hay especialistas en cuanto se refiere a la construcción de infraestructura deportiva, no basta ser un buen arquitecto o ingeniero.
En las federaciones deportivas de los países desarrollados, así como los entes que rigen el deporte en esos países (lo que sería el Instituto Peruano del Deporte – IPD en nuestro país), existen los jueces “agrimensor deportivo”, o lo que podría ser un perito en infraestructura deportiva; en el Perú no lo hay.
Quizás por esta razón la pista del estadio Umacollo tiene observaciones en las dos curvas y por eso es de nivel 2, es decir que allí solo se puede desarrollar competencias oficiales de  carácter nacional. Lo mismo sucede con las pistas de atletismo de los colegios Independencia, Gran Unidad Escolar y Militar Francisco Bolognesi.
Quizás porque no hay especialistas en infraestructura deportiva, en ninguna piscina, salvo la de Cayma, se puede desarrollar un certamen oficial de nivel internacional; es más, en algunas no se puede efectuar ni siquiera torneos nacionales donde las marcas que realizan los nadadores pueden ser homologadas. En crudo, lo que se hizo es simplemente un hueco, después se realizó una división de carriles y listo, ya está la piscina.
Quizás porque no tuvo un asesoramiento especializado, a alguien se le ocurrió limpiar el piso del coliseo del Colegio Independencia con seda común y corriente, y de esta manera lo malogró, convirtiendo la cancha en una muy resbaladiza, peligrosa para el deportista; nadie juega allí.
Estoy seguro que en ningún municipio distrital hay un perito en infraestructura deportiva, porque si lo hubiera no construirían esas las losas deportivas múltiples, primero sin tener en cuenta la orientación solar, segundo sin las medidas oficiales para el vóley, baloncesto. Además, pienso que cuando se construyan estas canchitas deberían tener en cuenta también las medidas para el futsala y el balonmano, disciplinas que están incluidas desde hace buen tiempo en los Juegos Deportivos Escolares.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad