CERCADO. Cansado del servicio que brinda Sedapar, el alcalde distrital de Chala (Caravelí), Bruno Salinas Álvarez, solicitó el retiro de la empresa de su distrito para que la municipalidad asuma la administración del agua potable, al menos por un año. Advirtió que el próximo 20 de marzo, los chalinos saldrán a protestar contra Sedapar por el deficiente servicio que les brinda.
“Pedimos que Sedapar se retire de Chala. Se ha firmado convenios y nunca se han respetado. No han ejecutado ninguna infraestructura. Todo lo ha hecho la municipalidad”, dijo Salinas, visiblemente molesto. Ayer acudió a las instalaciones de Sedapar para dialogar con el gerente general, Alejandro Mejía sobre este tema; pero la reunión no prosperó.
Para lograr la administración, Salinas sostuvo que el viernes pasado culminó el convenio firmado con la empresa, para dar el servicio. Pero la medida de independización debe ser analizada por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS). En Chala hay cerca de 15 mil familias, pero Sedapar solo atiende a mil 200 usuarios extrayendo agua de los pozos tubulares Mochicale I y Mochicale II.
La dotación de agua es por solo 15 minutos y de manera interdiaria. El resto de familias son abastecidas con cisternas del municipio. Sedapar les dota del líquido para que lo distribuyan.
Según el jefe de la Zona Norte de Sedapar, Hélberd Mendoza, el municipio de Chala no ha cumplido con pagar el agua que se les brinda. Por cada metro cúbico se cobra S/ 1,84. Además, dijo que no se puede mejorar el servicio porque el municipio supera la dotación de 77 metros cúbicos de agua que se le debe entregar diariamente.

 

Texto: Nancy Cutimbo Castillo
redaccion@editoramultimedios.pe

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad