El Instituto de Energía y Medio Ambiente de la Universidad Católica San Pablo (IEM-UCSP) logró producir y establecer metodologías y parámetros óptimos para generar biogás, bioetanol y biodiesel.
En la investigación emplearon residuos agrícolas y de ganadería para lograr este aporte científico. Usaron marlo de maíz y cascarilla de arroz para obtener bioetanol. Con aceite de oliva, biodiesel y se utilizó estiércol vacuno y ovino para producir biogás.
Con estos biocombustibles se puede generar movimiento, electricidad y calor.

Texto: Libertad Merma Torres
lmerma@editoramultimedios.pe

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad