CERCADO. La decisión está tomada. El caudal del río Chili se reducirá desde mañana a nueve metros cúbicos por segundo (m3/s). Actualmente tiene 10 m3. Lo óptimo, para atender todas las necesidades de la cuenca, sería 13 m3.
La reducción afectará a todos. Incluso a las plantas de tratamiento de agua potable de la empresa Sedapar.
Hoy recién se conocerá cuánto de agua menos se le dará a Sedapar. Su dotación normal es de mil 960 litros por segundo.
“Será un porcentaje mínimo, inferior al que se le afectará a la minería, industria y el agro, pero sí se incluye a Sedapar”, dijo Isaac Martínez, jefe de la Autoridad Administrativa local del Agua Caplina Ocoña (AAA).
Actualmente la empresa de agua potable tiene problemas para abastecer a toda la ciudad. Por ejemplo, en zonas de Mariano Melgar y Bustamante y Rivero todas las tardes los usuarios no tienen agua.
Con la reducción del caudal el problema se agravará. Lo que no se conoce aún es si habrá un programa de cortes o serán intempestivos, como ocurre en estos días. Sedapar pondrá en marcha su plan de contingencia.
“Se afectará a Sedapar para que la población tome conciencia, tenemos que olvidarnos de los juegos de carnavales y de desperdiciar el agua”, dijo Martínez.
Otro punto que tiene claro el funcionario es que Arequipa, más que nuevas represas, lo que necesita es que su población use mejor el agua. “Solo con optimizar su uso no tendríamos problemas de desabastecimiento”, comentó.
El caudal del Chili -agregó- recuperará su nivel si en las siguientes horas hay lluvias en la zona de represas y aumenta la reserva.
CERRO VERDE
La minera Cerro Verde, explicó Martínez, tiene licencia para usar mil 160 litros por segundo de agua de río. A ello se suma el metro cúbico (mil litros) de agua de reúso de la planta de tratamiento de aguas servidas de La Enlozada que consiguió gracias a un convenio con Sedapar. “En total usa dos mil ciento sesenta litros por segundo”, anotó Martínez.
Algunos agricultores de La Joya reclaman que se le reduzca, al menos, un metro cúbico a la mina. A decir de Martínez, la AAA no puede tomar esa medida porque cometería abuso de autoridad.

 

“Cerro Verde utiliza 2 mil 160 litros por segundo de agua. En un año llega a 31 millones de metros cúbicos (cantidad similar a lo que almacena la represa Aguada Blanca).”

 Isaac Martínez, Jefe de la AAA

“Yo no defiendo a Cerro Verde. Les he explicado a los dirigentes que yo no tengo la autoridad para decirle a la mina: dale parte de tu agua a los agricultores. No puedo cambiar las leyes y dispositivos que se han dado”, dijo.
Sin embargo, al momento de redistribuir el agua en esta etapa de emergencia, será la actividad minera la que más reducción de su caudal resista. “El porcentaje de reducción se conocerá mañana (hoy), no te lo puedo decir aún porque no ha sido puesto a consideración de las jefaturas”, dijo.

“Hemos concluido el estudio de batimetría en la represa Aguada Blanca para saber qué cantidad de sedimento tiene y determinar su tiempo de vida útil”

Fernando Vargas, Gerente de la Autodema

RESERVA EN REPRESAS
¿Por qué reducen el caudal del Chili si ya empezó a llover? Se le preguntó a Martínez. “Quién me garantiza que la lluvia continuará. El clima está tan variado que cualquier pronóstico es de muy corto plazo”, respondió.
De otro lado, explicó que actualmente el sistema de represas tiene 135 hectómetros cúbicos (millones de metros cúbicos), lo que garantiza el abastecimiento para este año, pero si no llueve la reserva puede agotarse y generar problemas. Por eso se decidió reducir el caudal del Chili. Solo queda tomar previsiones.

Texto: Jorge Turpo Rivas
jturpo@editoramultimedios.pe

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral