La provincia de Caravelí fue  declarada en emergencia por la escasez de agua a consecuencia del Fenómeno El Niño. La declaratoria permitirá agilizar algunos procesos para adquirir maquinaria y motobombas para impulsar el agua de pozos. El consejero regional de Caravelí, Miguel Carcamo, dijo que 3 mil 500 hectáreas de cultivo de olivo están en riesgo, por la carencia del líquido. “Se debe cosechar la aceituna en marzo, pero se está arrugando”, aseguró.

Edición digita