Activistas entregaron a la Casa Blanca un pedido avalado por más de 130 mil firmas que exigen un alto a las redadas y deportaciones.
El apoyo fue recabado a través de medios sociales después de que las autoridades arrestaran a 121 inmigrantes sin autorización, durante un operativo nacional realizado el primer fin de semana del año, dijo Mayron Payes, portavoz de la red nacional de organizaciones pro-inmigrantes Movimiento para una Reforma Migratoria Justa.

Activistas criticaron al gobierno y las autoridades porque el operativo estuvo enfocado en familias y niños centroamericanos que huyen de la violencia de sus países. También sostienen que las redadas han creado un clima de temor y alarma en la comunidad inmigrante.

El gobierno del presidente Barack Obama anunció que facilitará el proceso de pedido de estatus de refugiado a ciertos centroamericanos en situación vulnerable pero aclaró que las redadas continuarán.

fleming

Edición digita

Publicidad