CERCADO. La devoción y colorido de la festividad de la Virgen de la Candelaria se trasladaron a las calles de Arequipa. Es que los residentes puneños realizaron ayer un pasacalle que contagió de alegría a los arequipeños y turistas extranjeros. Algunos, incluso, se sumaron a los festejos.
Esta actividad se desarrolla hace nueve años en Arequipa, una de las ciudades del sur que alberga a gran cantidad de residentes de la región altiplánica.
En el pasacalle se apreciaron morenadas, diabladas, caporales, entre otras danzas típicas. Puno, es la capital folclórica del sur por la cantidad de danzas que tiene en su cultura.

FESTIVIDAD COLORIDA
Cuando el ejército revolucionario continuador de la lucha de Túpac Amaru II tomó La Villa (hoy Puno), el ejército virreinal que custodiaba Puno defendió el territorio lo mejor que pudo a pesar de que eran menos en número. Fueron tres meses seguidos de batallas, (marzo, abril y mayo), donde pretendieron tomar la ciudad de Puno. Los pobladores desesperados por la lucha que debilitaba sus cuerpos, decidieron sacar en procesión a la imagen de la Virgen de la Candelaria para pedir su protección por su desesperada situación. El milagro ocurrió: los adversarios abandonaron la ciudad inexplicablemente. Desde ese día se festeja a la Virgen, en gratitud por el milagro concedido.

Texto: Leslie Navinta Alfaro
redaccion@editoramultimedios.pe

Edición digita

Canal Universal