El fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, calificó hoy de “victoria histórica” la decisión de la ONU que condena su detención de más de cinco años en Londres, en un mensaje desde el balcón de la Embajada de Ecuador, donde está refugiado desde 2012, tras dos años de arresto domiciliario.

Dirigiéndose a una multitud congregada ante el edificio en el barrio de Knightsbridge, Assange, vestido con traje y corbata de cuadros, instó a los Gobiernos sueco y británico a respetar el dictamen “vinculante”. “Es una decisión histórica para mí, mi familia y mis hijos”, dijo Assange, que aplaudió también la independencia de Naciones Unidas.
El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias pidió hoy a los Estados británico y sueco que “pongan fin a la privación de libertad” del fundador de WikiLeaks y reconozcan su derecho a reclamar una compensación, en un dictamen “jurídicamente vinculante”.
Sin embargo, los gobiernos de Londres y Estocolmo argumentan que el veredicto “no cambia nada” ni afecta al proceso legal en curso e invitan a Assange a salir de la Embajada, donde se exilió para evitar su extradición a Suecia, y permitir su arresto.

Edición digita

Canal Universal