CERCADO. Arequipa no necesita construir, en el corto plazo, más represas para atender su demanda de agua. Lo que se requiere es que la población no desperdicie el agua que hay y que se ejecuten, al menos, cinco obras básicas para almacenar mayor cantidad de agua en el sistema de represas.
Actualmente, por el riesgo de que se agoten las reservas en las represas, se redujo el caudal del Chili a 9 metros cúbicos por segundo (m3/s) cuando su aforo normal es de 13 m3/s.
Isaac Martínez, director de la Autoridad Administrativa local del Agua Caplina-Ocoña, detalla qué obras realizar para solucionar ese problema.

1 Arreglar el canal Pañe- Sumbay. De la represa sale un canal de 77 km que trasbasa agua del sistema del Colca a Sumbay. Su infraestructura es una coladera. Es de piedra y no tiene concreto: se pierde entre el 10 y 15% del agua que traslada. Se debe mejorar ese canal, su tramo más crítico es de 20 kilómetros. El costo estimado es de 10 millones de soles. Permitiría que llegue más agua a la cuenca del Sumbay.

2 Encimar el vertedero de demasías de la represa de El Pañe. Se puede aumentar el almacenamiento si se eleva el muro del vertedero de El Pañe. Esa represa es una laguna que tiene un volumen muerto de 40 hectómetros cúbicos (millones de metros cúbicos), por eso se requiere que tenga más almacenamiento haciendo crecer la altura del vertedero de demasías, que no es otra cosa que el desfogue que tienen las represas para que rebalsen cuando se llenan de agua. Se requiere realizar estudios para determinar su costo.

3 Destrabar la compuerta de fondo de la represa de Aguada Blanca. La abrieron una sola vez y se trabó. Vaciaron toda la represa para cerrarla y nunca más la volvieron a abrir por miedo a que se vuelva a trabar. La compuerta de fondo requiere que se drague (extraiga) el sedimento de los alrededores de la compuerta para destrabarla. Con eso se lograría aumentar el almacenamiento de agua útil en la represa y prolongar su vida útil. Según el estudio de batimetría de la represa Aguada Blanca, en el 2003 se determinó que tiene 13 hectómetros de sedimento, casi la mitad de su capacidad.
4Si no se puede destrabar la compuerta, se debe construir la represa de Sumbay o Venado. Esas represas están planificadas en el proyecto Chiquimo que se hizo en 1976 (Chili-Quishuarani-Molloco). “Ojo, no estoy diciendo que Aguada Blanca se dinamite y se deje de usar, puede seguir operando, pero se requieren soluciones alternas”, dijo Martínez.

5 Reparar la represa El Frayle. Con esos trabajos se puede recuperar su capacidad de almacenamiento. Fue construida para almacenar 200 hectómetros cúbicos de volumen útil, pero solo puede ser llenada hasta los 137 hectómetros cúbicos de su capacidad por medidas de seguridad. Ocurre que un 13 de abril de 1961 falló la represa y la población se alarmó por la posible inundación que provocaría. Se demoraron 3 años para repararla. Falló el estribo izquierdo. Hicieron un contrafuerte aguas abajo, pero se requiere atender el estribo izquierdo. El Frayle nunca se llenó, solo en 1974 llegó a almacenar 171 hectómetros cúbicos.

 

Texto: Jorge Turpo Rivas
jturpo@editoramultimedios.pe

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral