Las imágenes obtenidas por el satélite Proba-V han confirmado la “evaporación completa” del lago Poopó de Bolivia, el segundo más grande del país tras el Titicaca, informó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA).

Tres fotografías satelitales (tomadas el 27 de abril de 2014, el 20 de julio de 2015 y el 22 de enero de 2016) confirman la desaparición de ese lago situado en una depresión de la cordillera del Altiplano y que cubría una superficie de 3.000 metros cuadrados, indicó la ESA en un comunicado.
Las tres fotografías muestran la reducción paulatina de la masa de agua, con una profundidad de solo 3 metros.
Esa circunstancia, unida al entorno árido montañoso, provocaban que fuese “muy sensible a las fluctuaciones del clima”.
“Aunque no es la primera vez que el lago Poopó se evapora (la última fue en 1944), existe el temor de que tarde muchos años en rellenarse, en caso de que llegara a hacerlo”, subrayó la Agencia Espacial Europea.

Yura

Edición digita

Canal Universal