CERCADO. Uno de cada tres arequipeños ha sido víctima de algún hecho delictivo en los últimos seis meses, de acuerdo a las estadísticas de seguridad ciudadana del INEI. Para aliviar su vulnerabilidad ante robos y asaltos, vecinos como Nelly y Frank, de la urbanización El Carmen en el Cercado de Arequipa, han optado por encerrarse. Han levantado un muro frente a su jardín y han colocado rejas de fierro, valorizadas en
S/ 3.500, en la puerta de ingreso a su barrio. Otros moradores de su calle han preferido resguardar sus frenteras con vallas de metal y barrotes que se fabrican por S/ 1.500.
Sin embargo, estas barreras de seguridad no son suficientes y ahora en los barrios de la ciudad se empiezan a contratar servicios de vigilancia que pueden monitorearse en tiempo real. Según Martín Smith, gerente de proyectos de Luxor, empresa de seguridad con diez años en el mercado, actualmente son muy demandadas las cámaras que permiten al usuario ver lo que sucede al exterior e interior de su vivienda desde un celular con conexión a Internet.
Aunque en el mercado se ofrecen cámaras desde
S/ 800, lo recomendable, según Smith, es invertir al menos S/ 3.000 para tener un sistema que, además de disuadir los robos, permita identificar el rostro de los delincuentes. También se venden sistemas de sirenas para vecindarios, valorizadas en S/ 1.500, que mandan mensajes de textos de alerta a una lista de usuarios programada. “Estos equipos funcionan con una aplicación simple para que los habitantes de toda una manzana puedan comunicarse con la Policía y serenazgo cuando hay problemas”, explica el especialista.
Otras empresas que operan en la ciudad como Prosegur liberan a los usuarios del trabajo de lanzar las alertas a las autoridades y se encargan de monitorear las 24 horas las alarmas instaladas en las casas. El servicio básico puede contratarse desde S/ 99 al mes; pero si se desea consultar desde un smartphone la actividad sospechosa al interior de nuestras viviendas, pese a que estemos en la calle, se ofrecen paquetes valorizados en S/ 1.500.
El director del Centro de Investigación de Telecomunicaciones y Electrónica de la Universidad Católica San Pablo, Efraín Mayhua, indica que en los próximos años el público arequipeño empezará a requerir cámaras de seguridad más sofisticadas que puedan detectar movimientos durante el día y la noche.
“En las calles también se necesitarán equipos de seguridad ciudadana que además de grabar los incidentes puedan detectar, a partir de un algoritmo, los delitos y hacerles seguimiento al instante”, explica Mayhua.

 

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

fleming

Edición digita

Publicidad