SACHACA. A pocas semanas de iniciar el año escolar, aún no se sabe dónde estudiarán las 700 alumnas de la I.E. Juana Cervantes. Ese fue el reclamo que alrededor de 80 personas, entre padres, estudiantes y el director del plantel, realizaron ayer frente a la sede de la Ugel Norte. El plantón, que incluyó silbatazos y redobles de bombos, empezó a las ocho de la mañana.
La incertidumbre nace porque aún no se termina la construcción de las nuevas instalaciones de la escuela. “Queremos nuestros salones y laboratorios para estudiar y aún no hay nada”, reclamó una jovencita con su uniforme escolar.
Ante tanto reclamo, una comitiva fue atendida por la directora de la unidad educativa, Silvia Quispe Flores.
Tras varios minutos de diálogo, la comitiva se trasladó al local del colegio (Av. La Marina – Cercado). El director de la institución, Juan Sumari, planteó que la constructora haga una entrega parcial de la escuela.
“Hay 36 aulas y 2 talleres casi culminados, con esos ambientes podemos iniciar el año escolar”, aseguró.
Explicó que la preocupación de los padres aumenta porque este año tendrán Jornada Escolar Completa (JEC), pograma que les otorgará más horas académicas e incluirá programas educativos que no se pueden realizar en esas condiciones. En respuesta, la directora de la Ugel Norte, Silvia Quispe, dijo que la culminación de la construcción depende del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED).
Consultada sobre dónde estudiarán las estudiantes del Juana Cervantes, dijo que ya se tiene un local adecuado en mente. “En el colegio Micaela Bastidas pueden continuar. Se adecuarían las horas de la JEC. Pueden asistir los sábados. También se está viendo el CEBA El Pilar”, dijo. Los padres de familia anunciaron que formarán una comitiva para viajar a Lima. Pedirán al Ministerio de Educación que se les entregue parcialmente el colegio para que sus hijas estudien ahí.

Texto: Carmen Meza Tiga
cmeza@editoramultimedios.pe

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui