Gregorio Albarracín. Una menor de solo 10 años confesó a su madre haber sido objeto de sucesivos ultrajes sexuales por parte de dos desconocidos a quienes conoció a través de la aplicación móvil de mensajería Whatsapp.
La comerciante Magaly Irene C.C., de 36 años, madre de la menor de iniciales K.N.A.C, denunció ayer ante la comisaría de Gregorio Albarracín el presunto delito de violación sexual cometido en su propia vivienda días atrás.
Fueron vecinos de la asociación de vivienda Jóvenes Unidos del Sur del sector Viñani quienes alertaron a la madre de que la menor recibía la constante visita de dos varones desconocidos, quienes merodeaban e incluso ingresaban a la vivienda en su ausencia.
La mujer logró que la menor confesara que mantuvo relaciones sexuales hasta en cinco oportunidades con dos desconocidos, a quienes la menor identificó como "Frank" y "Josué".
Según la niña, conoció y entabló amistad con ambos sujetos a través de largas conversaciones por la aplicación móvil Whatsapp.
Por la manifestación de la menor rendida ante la Policia se conoce que los ultrajes sexuales se habrían producido entre los días 4 y 5 febrero en la propia vivienda de la denunciante.
La fiscal de turno Iris León Bravo se encuentra a cargo del caso de presunto delito de violación sexual. En tanto, la Policía trabaja para determinar la verdadera identidad de "Frank" y "Josué", sindicados como los presuntos autores del delito contra la libertad sexual en agravio de la menor.

Yura

Edición digita

Canal Universal