CERCADO. Las altas temperaturas y la escasez de lluvias en las zonas agrícolas de la región Arequipa han puesto en alerta a las autoridades ante la posible proliferación de plagas en los próximos meses. El gerente regional de Agricultura, Mirko Avendaño, informa que la situación aún es controlable ya que los reportes del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) de cultivos afectados todavía no superan el 10%.
Por ejemplo, hasta enero de este año, los cultivos de olivo en Punta de Bombón y Cocachacra (Islay) tenían una afectación de 8% por la “polilla palpita permisilis”.
Los cultivos de vid en Condesuyos reportaron 5% de daños por el pulgón verde. Por otro lado, los sembríos de papa en Castilla y Caylloma fueron afectados hasta en 10% por insectos psílidos.
Sin embargo, las variaciones climatológicas extremas que se prevén por el Fenómeno El Niño pueden llevar a que se desencadenen diversas alertas fitosanitarias en las zonas bajas y medias de las cuencas.
“Hemos detectado al menos 2.000 hectáreas en toda la región que pueden estar dentro del radio de acción de plagas como la mosca de la fruta, mosca blanca, chinche de la quinua, roya del orégano y variedades de gusanos y polillas si es que se producen lluvias intensas combinadas con altas temperaturas o periodos largos de ausencia de precipitación que debiliten a la plantas”, dice Avendaño.
El déficit de agua en los terrenos y el incremento de la temperatura del ambiente (cercana a los 30ºC) modifican el ciclo biológico de las plantas, lo que genera que sean vulnerables a enfermedades.
Los productos más propensos a dañarse son los frutales, hortalizas, tubérculos y granos andinos ubicados en Caylloma, Valle de Tambo (Islay), Ocoña (Camaná), Majes (Castilla), Yauca, Jaqui, Bellapampa (en Caravelí) y la cuenca oriental del Chili.
APARICIÓN DE ROEDORES
Por otro lado, durante este año ya se ha reportado la presencia de roedores en cultivos ubicados en las provincias de Condesuyos, Castilla y Caravelí, que han dañado cultivos de palto, maíz, mango, papaya, pera y naranja. De acuerdo a los reportes del Senasa, el índice de infestación en el distrito de Cháparra (Caravelí) llegó hasta 22%. En la capital Caravelí la infestación alcanzó el 10% y en Chichas y sus anexos (Condesuyos) la presencia de ratas supera el 8%.
El jefe del área de Sanidad Vegetal del Senasa Arequipa, Júlver Vilca Espinoza, explica que la poca humedad en los suelos y la desaparición de fuentes hídricas debido a la falta de lluvias, alienta a los roedores a buscar agua en los cultivos frutales. “Por esta razón prevemos que pueden aumentar las apariciones de ratas. Sin embargo, aún no podemos hablar de una plaga ya que aún estamos lejos de los índices de infestación de 40% que se presentaron en campañas anteriores”, señala el especialista.
Para controlar la presencia de estos animales, durante enero el Senasa aplicó rodenticida (pesticida para matar y repeler a roedores) en más de 105 hectáreas de cultivo de los distritos afectados. Además han instalado trampas tipo Tomahawk con cebo alimenticio para monitorear y evaluar a los animales.
Asimismo, desde noviembre de 2015, vienen desarrollando capacitaciones en buenas prácticas agrícolas para disminuir la aparición de plagas en cultivos. Hasta la fecha ya han realizado 25 talleres en las ocho provincias de la región.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
redaccion@editoramultimedios.pe

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap