En el año  1981 FBC Melgar fue el primer equipo provinciano que por primera vez en la historia del fútbol peruano pudo lograr su primer título nacional, dejando atrás a los poderosos equipos limeños como Universitario, Alianza Lima y Sporting Cristal. En ese entonces la escuadra rojinegra era dirigida por el profesor Máximo Carrasco Meza, quien logró alcanzar la primera Copa Libertadores de América para Melgar y Arequipa. Esa Copa la jugó ante equipos de mucho renombre de Sudamérica como  es el Olimpia de Paraguay, el Sol de América deportiva. En ese año Máximo Carrasco, no pudo dirigir al equipo melgariano en el torneo internacional; en su lugar lo hizo el chino Juan José Tan. De esa manera nuestra ciudad lograba saborear su primer torneo internacional. La segunda Copa Libertadores, llegó de la mano Gustavo Merino Vigil en el año 1983. El “Polaco” como le decían; ese año revoluciono lo que era la  preparación física en el equipo rojinegro, ya que entrenaban tres veces al día en la pretemporada que le valió para tener “gasolina” de sobra  y conseguir el sub- campeonato en el año 1983 y jugar su segunda Copa Libertadores ante equipos venezolanos como la Universidad de los Andes (ULA) de Mérida y Portuguesa FC de Acarigua  y Sporting Cristal.

Melgar

Luego de 33 años de la mano de Juan Reynoso Guzmán, nuevamente los rojinegro regresan para jugar su tercera Copa Libertadores de América, en un año que será de mucha recordación para el pueblo arequipeño ya que este nuevo título para sus vitrinas fue alcanzado en sus 100 años de fundación. En esta Copa a Melgar enfrentará a equipos como Atlético Mineiro de Brasil, Colo Colo, de Chile y el Independiente del Valle de Ecuador. Tres representativos de mucho poderío en el continente.

La dura empresa de pasar  a la siguiente ronda de la Copa Libertadores, comenzar a labrarla hoy en casa ante el poderoso Mineiro, que ganó su última Copa Libertadores en el año 2013 de la mano Ronaldinho en sus filas. ¿Pero realmente Melgar puede sacar hoy un buen resultado? La respuesta es sí. Pero ello se dará en la medida que Juan Reynoso arme un equipo equilibrado y coherente en cada una de sus líneas. Que el equipo sea consiente dentro de la cancha y sepa en qué momento debe atacar al rival y en qué momento debe defenderse hacer daño. Melgar, cuenta con una mixtura de jugadores de mucha experiencia y jóvenes que pueden hacer el trabajo “sucio” de controlar a los mejores hombres del equipo brasileño para no dejarlos desarrollar su juego. Que el estadio Monumental se llene y que se sienta el aliento que debe bajar en cada instante de la tribuna, que ese aliento del público sea incesante. Que sus delanteros estén finos de cara al arco rival y sobre todo que nunca se pierda eso que tiene cada jugador muy dentro de su corazón; la entrega en los 90 minutos de juego. Solo así podremos saborear la primera victoria en esta dura Copa Libertadores. ¡Que así sea!

 

Por: Hernán Valencia Bolaños.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui