El Senado de Italia aprobó el proyecto de la llamada ley Cirinnà que reconoce las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Tras semanas de intenso debate, la medida fue aprobada después de varias enmiendas.

El proyecto de ley, impulsado por la senadora Mónica Cirinná, fue aprobado en la tarde del jueves 25 de febrero con 173 votos a favor y 71 en contra.

Entre las modificaciones que han posibilitado su aprobación están que finalmente no se reconoce el derecho de adopción por parte de parejas homosexuales y tampoco incluye mención al compromiso de mantenerse fieles, algo que se cambió para no confundir estas uniones con el matrimonio natural entre hombre y mujer.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad