CERCADO. Cientos de familias pensaron que Sedapar volvería a restringir el servicio de agua potable y optaron por almacenar el recurso para varios días más.
Esto generó que al menos un 20% de la población quede desabastecida por la sobredemanda que hubo ayer luego que Sedapar intentó restablecer el suministro hídrico al 100% de los usuarios de la ciudad.
Por ello el servicio quedó suspendido en varios sectores del Cercado y los distritos de Alto Selva Alegre, José Luis Bustamante y Rivero, Socabaya, Miraflores y Jacobo Hunter.
Según informó el Área de Comunicaciones de Sedapar, las plantas de tratamiento de agua La Tomilla I y Miguel de la Cuba Ibarra están en funcionamiento, pero el problema radicaría en los reservorios. Por la sobredemanda existente, los niveles de almacenamiento de los 67 reservorios cayeron rápidamente. De no reponerse el servicio durante las primeras horas de hoy, Sedapar continuará con su plan de contingencia: utilizar 18 cisternas para abastecer de agua a las familias restantes.
El temor de la población de quedarse sin líquido se debe a que Sedapar se vio obligada a paralizar la producción de agua potable por las intensas lluvias del viernes 26. Las precipitaciones originaron la venida de un huaico que bloqueó el canal de Zamácola (quebrada Los Tucos), conducto artificial por donde se abastece a las plantas de tratamiento. Estas infraestructuras no tienen la capacidad de tratar agua con turbiedad, como lo dijo el presidente del Directorio de Sedapar, Hugo Aguilar Gonzales.

 

Texto: Nancy Cutimbo Castillo
ncutimbo@editoramultimedios.pe

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad