Escándalo en Reino Unido. El video divulgado el domingo por el diario británico The Sun, muestra cómo el padre Stephen Crossan, de 37 años, aspira una gran línea de droga a través de un billete de 10 libras, mientras que habla con uno de sus amigos en una habitación que contiene objetos con señales nazis.

Stephen coloca un cigarrillo en un cenicero y dice: “No debería hacerlo”.

Según The Sun, el hecho se produjo al final de una fiesta de dos días cuando el padre Crossan invitó a sus amigos a su casa parroquial.

Durante su entrevista concedida al periódico Ruth Warrander, Crossan ha admitido que consumió cocaína, diciendo: “Fue sólo una noche y eso fue todo. No tengo problemas con drogas”.

 

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad