Las fuertes lluvias por las que atravesó Arequipa no solo dejaron miles de familias damnificadas y casas destruidas, sino que también perjudicó en la economía de la región. Más de 600 turistas dejaron de venir por las fuertes precipitaciones ocurridas los días lunes 22 y viernes 26 de febrero. La pérdida de ingresos ascienden a 40  mil dolares.

El gerente de Comercio Exterior y Turismo, Miguel Apaza, dijo que los turistas dejaron de venir a nuestra ciudad porque muchos se quedaron varados en las carreteras, que estaban destrozadas. Otros no llegaron por que los vuelos se cancelaron en distintas aerolíneas.

El 20% de estas perdidas las sufrió la provincia de Caylloma, “Muchos hoteles cerraron sus puertas por que no había clientes. La mentamos esta situación por que paralizo el crecimiento de 30% que se tenía antes”, dijo Apaza.

Yura

Edición digita

Canal Universal