La caza furtiva de elefantes en África sigue manteniéndose por encima de la tasa sostenible de captura de los paquidermos, por lo que la cantidad de animales siguió disminuyendo en 2015, según un informe de la ONU publicado este jueves 3 de marzo de 2016.

El estudio, elaborado por el Comité permanente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Salvajes de Fauna y Flora (CITES), indica que a pesar de que los niveles de caza ilegal se han reducido desde su máximo de 2011, aún siguen sin ser sostenibles para los elefantes. “La población de elefantes africanos siguen enfrentándose a una amenaza inmediata contra su supervivencia debido a los niveles inaceptables de caza furtiva para obtener su marfil”, dijo en un comunicado el secretario general de CITES, John E. Scanlon.

Por zonas, tan sólo se registró una mejora considerable en el este del continente, donde en 2015, y por cuarto año consecutivo, el número de nacimientos de paquidermos superaron a los cazados. Aún así, esa situación no se dio de manera uniforme en la región, ya que en zonas de Tanzania sí que hubo un aumento de ataques ilegales. En el sur de África el número de elefantes cazados ilegalmente también se mantuvo por debajo de la tasa sostenible, pero aumentó respecto a 2014.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui