CERCADO. El 14 de marzo diez mil escolares de la provincia Arequipa iniciarán clases en aulas prefabricadas.
Esto debido a que los salones de sus escuelas no fueron rehabilitados desde que el terremoto del 23 de junio de 2001 los dañó.
Al menos así lo asegura la secretaria provincial del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep), Amalia Palomino. “No podemos hablar de un buen inicio del año escolar. La infraestructura educativa tiene problemas (…) Se generan problemas por la calor y puede afectar en el desempeño del escolar”, dijo. En la provincia, que abarca la Ugel Sur, Ugel Norte y Ugel La Joya, hay más de 2 mil instituciones educativas, pero el 3% todavía tiene aulas dañadas.
Algunos de los colegios afectados son el Horacio Morales Delgado (Sachaca), Simón Bolívar (José Luis Bustamante y Rivero) y Héroes del Pacífico. Son pocos los que están siendo reconstruidos; como el colegio San Antonio María Claret, en Hunter. A decir de Palomino, el Ministerio de Educación es responsable por estos inconvenientes por no destinar recursos para mejorar los colegios. “No les importa”, dijo.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral