Las clases ya empezaron y es importante que los más pequeños vayan con una lonchera nutritiva y saludable para mejorar su aprendizaje. Es por esta razón que la lonchera debe tener indispensablemente alimentos reguladores, formadores, energéticos y líquidos, aconsejaron hoy nutricionistas del Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña, a pocas semanas del inicio del Año Escolar 2016.

Expertos de esa entidad indicaron que en muchas familias papá y mamá trabajan fuera de casa y optan por la manera más simple de preparar las loncheras escolares, es decir, con muchos carbohidratos, pocas proteínas y cero vitaminas.
Este tipo de lonchera escolar crea a la larga problemas de fatiga, desgano y en el peor de los casos anemia, males que tenemos que prevenir si queremos un buen estudiante.
“Es necesario variar los alimentos y sobretodo asegurarse que el menor los consuma sin problema en casa, así se tendrá la seguridad que se alimente en el colegio sin engañar a los padres”, dijeron.
También, añadieron, es importante involucrar al niño en la compra de los alimentos y recordar que la lonchera no reemplazará el desayuno, por eso no se debe obviar ni una comida.
Alimentos reguladores o protectores (vitaminas y minerales) que consisten en frutas y verduras. Es mejor ponerlas enteras, no picadas.
Alimentos formadores (proteínas) carnes como: atún, pollo, pavita son recomendables.
Alimentos energéticos, como su nombre lo dice nos brindan energía, este alimento es muy importante para la etapa escolar y se puede cubrir mediante cereales, pan o tubérculos.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral