El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó hoy al Ministerio de Defensa inicie mañana la retirada de las fuerzas rusas del territorio sirio, al dar por cumplida su misión en dicho país.

De manera paralela, el mandatario pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores “intensificar la participación de Rusia” en la organización del proceso de paz para solucionar el conflicto sirio. “La retirada de las tropas rusas es posible gracias “a los éxitos que el Ejército sirio ha logrado en la lucha contra el terrorismo con la ayuda de Rusia” y al “mantenimiento del alto el fuego” expresó la autoridad.

Según el ministerio de Defensa, con el apoyo de la aviación rusa las tropas sirias pudieron recuperar 10.000 kilómetros cuadrados de territorio y liberar más de 400 pueblos y ciudades.

Edición digita