HUNTER. 60 alumnos del primer grado de la Institución Educativa San Antonio María Claret reciben clases dentro de las instalaciones de la comisaría Andrés Avelino Cáceres.
Los agentes y el comisario PNP Elio Fuentes Ramos dieron la bienvenida a los menores, quienes recién ayer iniciaron el año escolar. Ellos estudiarán en la comisaría hasta el mes de julio, fecha en que acabará la rehabilitación de su institución.
La policía los albergó luego de que, al verificar la seguridad en los colegios de esta jurisdicción, se percató de que en la I.E. San Antonio María Claret no podían iniciar labores escolares debido a que el inmueble fue declarado inhabitable por contar con una infraestructura en riesgo.
Varios de los alumnos afectados fueron derivados a diferentes colegios. Solo los menores del primer grado de primaria no tenían dónde estudiar. El director de la I.E., Percy Cornejo Choquemamani, solicitó el apoyo de la Policía, a fin de que los alumnos no pierdan el año académico.
La institución educativa, a través de un oficio, hizo el pedido al comando policial regional, y este fue aceptado.
Los pequeños estudian en el auditorio, que cuenta con dos baños, un patio de recreación y mobiliario.
El coronel PNP Fredy Zegarra Black, jefe del Estado Mayor, saludó a los pequeños y les dio la bienvenida. Felicitó al comisario y además entregó regalos a los niños, quienes se mostraron agradecidos.

Texto: Jorge Núñez Patiño
jnunez@editoramultimedios.pe

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad