Elizabeth es una docente nombrada a quien automáticamente afiliaron a una AFP en el año 1999. Nadie le preguntó si estaba de acuerdo.
Desde entonces, nunca se fijó en los estados de cuenta que cada 4 meses le envía dicha AFP para informarle la rentabilidad de su fondo previsional, hasta que notó que en lugar de subir, su monto se reducía.
Al 31 de mayo del 2015 su saldo (aportes + rentabilidad) era de 37,787 soles; pero al 30 de setiembre del mismo año, en lugar de incrementarse, el saldo era 35,967 soles. En 4 meses, perdió 1,820 soles.
“Yo fui a reclamar, pensando que era un error, pero me respondieron que hubo una caída de la Bolsa de Valores y que todos perdieron sus inversiones”, dijo la profesora.
Pero era mentira. Los únicos que pierden son los afiliados, porque las AFP (Hábitat, Integra, Prima y Profuturo) no se ven afectadas en un céntimo cuando realizan malas inversiones, y sin embargo cobran estrictamente sus comisiones.
En el estado de cuenta de la profesora Elizabeth, a pesar que su AFP le reporta un rendimiento negativo de 2 mil 330 soles en su rentabilidad, la comisión mensual de 25 soles que le cobra dicha entidad privada no se altera en lo más mínimo.
Millones perdidos
Las pérdidas por malas inversiones que realizan las AFP y que solo afectan a los afiliados, son realmente millonarias.
Vía telefónica, el congresista Jaime Delgado Zegarra dijo que al cierre del 2015, dichas pérdidas fueron estimadas en 7 mil millones de soles.
“Es cierto que es un monto fluctuante, ellos dicen que así como pierden, también ganan, pero los únicos que ganan son ellos (las AFP)”, enfatizó el parlamentario.
Tras lamentar que en el pleno del Congreso, la bancada nacionalista boicoteó ayer el debate de la autógrafa de ley observada por el Ejecutivo, que autorizaba la devolución del 95.5% de aportes a una AFP a favor del afiliado con 65 años, Delgado cuestionó la actitud de estas entidades privadas.
“Tienen una soberbia impresionante. Hemos pedido que vengan al Congreso y expliquen de estas pérdidas. Ellos deben rendir cuentas de lo que hacen con el dinero de los aportes”, reclamó.
Resaltó que de estos miles de millones perdidos, las AFP no se afectan ni en un centavo de sus dineros, ellos igual cobran sus comisiones.

Las AFP tienen una soberbia impresionante. Hemos pedido que vengan al Congreso para que expliquen estas pérdidas.”

 

Caso omiso
Al respecto, el experto en derecho laboral Álex Añari Camero resaltó que una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) se pronuncia sobre este problema.
Dicha sentencia Nº 0014-2007-PI/TC, emitida el 4 de mayo del 2009, exhorta al Congreso de la República y a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) para que “en el más breve plazo posible, emitan normas dirigidas a que las pérdidas generadas como consecuencia del riesgo en la administración de los fondos privados
de pensiones sean asumidas también por el patrimonio de las AFP, incluyendo un porcentaje de las comisiones que como retribución reciben”.
Tal decisión vinculante emitida por el TC fue ignorada por completo. Incluso el máximo organismo constitucional recomendaba que las AFP mejoren sus mecanismos para reducir el margen de riesgo.
“El TC les exhortó que compartan las pérdidas de sus malas inversiones, las mismas que hoy solo son asumidas por los aportantes”, remarcó Añari, quien, además, sugirió que si hay pérdidas, las AFP no deberían cobrar ninguna comisión.
Ningún candidato al Parlamento plantea hoy propuestas para que esta situación cambie, y así evitar que las AFP sigan engordando a costa de los peruanos.

Texto: Christian D. García Puma
cgarcia@editoramultimedios.pe

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap