En medio de una balacera que pudo dejar heridos y muertos, representantes de la Fiscalía de trata de personas y la policía intervinieron a dos prostíbulos de La Rinconada, conocidos por obligar a trabajar a menores de edad.

La intervención fue dirigida por el fiscal Guido Pilco Delgado con apoyo de personal de la Depincri Juliaca. Fue a las 12:30 de la madrugada que las autoridades ingresaron al burdel denominado “Panchita”, ubicado en la avenida Principal,  en donde se logró intervenir a Filomena Quispe Rodríguez (39) propietaria del bar y Marco Elmer Polo Tomás (27) seguridad del prostíbulo. Junto a ellos también fue detenido Nazario Pachacutec Paco (42). En este lugar también se logró intervenir a cinco mujeres quienes eran víctima de explotación sexual.

Minutos después y en la misma zona, el fiscal en compañía de la policía intervino el bar nocturno denominado “Galaxia” en donde se detuvo a Francisca Apaza Mendoza (28) dueña del bar y Elvis Abel Apaza Apaza (19) donde también se intervino a cinco féminas. Fue tras salir de este bar, que policías y parroquianos se enfrentaron a balazos tratando de impedir la intervención de las autoridades.

Finalmente, tras unos minutos y con apoyo de la PNP, se pudo culminar el operativo con éxito. Los cinco detenidos fueron trasladados hasta las oficinas de la Depincri Juliaca. Si bien no se hallaron menores de edad trabajando en estos burdeles, los detenidos serían procesados por facilitar la explotación sexual de menores de edad y trata de personas.

 

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad