El presidente de Estados Unidos Barack Obama y su par argentino Mauricio Macri pusieron en marcha una nueva era en la relación bilateral, durante su visita este miércoles a Buenos Aires. En medio de reforzadas medidas de seguridad por los atentados en Bruselas, la visita de Obama a la tercera economía latinoamericana señala su apoyo a los cambios que impulsa el gobierno promercado de Macri.

El mandatario anfitrión dio la bienvenida a Obama en la puerta de la Casa Rosada, sede del gobierno. Muy sonrientes y conversadores, saludaron para las fotos e iniciaron una reunión privada. Tras el encuentro, ofrecerán una rueda de prensa conjunta. Ambos gobiernos firmaron este miércoles acuerdos en materia de seguridad, combate al crimen y lavado de dinero, comercio e inversiones, e incluso una declaración conjunta en apoyo a la OEA y del sistema interamericano de derechos humanos.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap