CERCADO. La desesperación de la Empresa Prestadora de Servicios (EPS) Sedapar por conseguir más agua le ha llevado a pedir “prestado” 500 litros por segundo (l/s) del recurso a la minera Cerro Verde. No fue su primera opción:  hace un mes, Sedapar pidió 800 l/s del recurso hídrico, adicionales a su dotación de 1,960 l/s, a la Autoridad Autónoma del Agua (AAA), pero se lo negaron. “Qué nos queda sino pedir ese préstamo a la minera, si la Autoridad del Agua nos niega más dotación del recurso. Necesitamos 2,900 litros por segundo de agua para abastecer a más de 260 mil usuarios de Arequipa, pero solo tenemos licencia para usar 1,960 litros por segundo de agua”, explica el presidente del directorio de la EPS, Hugo Aguilar Gonzales.
El director de la AAA I Caplina Ocoña, Issac Martínez Gonzales, dijo que rechazaron el pedido porque no fue bien sustentado. “Sedapar, según los usuarios que tiene, necesita 1,975 litros por segundo y recibe 1,960:  no les falta mucho. Además, ellos pueden usar agua subterránea, tienen 8 pozos con licencia de agua, pero no sé qué esperan”, ha dicho.
LO DOS SALEN GANANDO
En realidad, el pedido de Sedapar será una suerte de contraprestación. Es que si Cerro Verde accede a entregarles 500 l/s de líquido, que toman del río Chili, recibirá 500 l/s de aguas servidas, que administra la EPS. “No se está comprando agua a Cerro Verde (…) En lugar de echar  el agua tratada (500 l/s) al río Chili, ese recurso se le dará a la minera”, aclara Aguilar.
Actualmente, Cerro Verde recibe 1,000 l/s (1 metro cúbico por segundo) de aguas tratadas de Sedapar.
El recurso es purificado por la minera en la planta de tratamiento de aguas residuales La Enlozada y lo utiliza para sus operaciones mineras.  Adicionalmente tiene una licencia de uso de agua de la AAA para captar 1,160 l/s de agua del río Chili.
Si acepta la oferta de Sedapar, Cerro Verde recibirá 1,500 l/s de aguas tratadas, que sumadas al recurso que obtiene del afluente, alcanzaría los 2,660 litros de agua por segundo, en total.
Contrario a este panorama, el gerente general de Sedapar, Alejandro Mejía, reveló que los arequipeños desperdician el 30% del agua potable que consumen. Es decir, unos 588 litros de agua por segundo.
Sin embargo, asegura que la pérdida no es grave. De otro lado, Isaac Martínez explicó que donde hay más desperdicio de agua es en el sector agrícola. Dijo que a este rubro se entrega 22 mil metros cúbicos de agua por hectárea al año y el 50% se pierde en filtraciones,  por el mal uso del sistema de riego.

fleming

Edición digita

Publicidad