APLAO. Duro golpe al comercio ilegal de camarón en el valle de Majes. Dos mil kilos del crustáceo listos para ser vendidos en el interior del país e incluso a nivel internacional, fueron decomisados ayer por efectivos de la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional, Arequipa.
La intervención se realizó tras un minucioso seguimiento de la actividad ilícita. De improvisto, los miembros del orden allanaron el domicilio de Rosa Sucasaire Ramos (44) en el anexo de Cochate, al sur de Aplao, provincia de Castilla.
En la vivienda se encontraron cámaras frigoríficas que conservaban los camarones embalados en cajas de cartón y separados en paquetes de dos kilos listos para su venta a pesar que su comercialización, extracción y consumo se encuentra prohibida por estar en época de reproducción.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap