CARAVELÍ. Dos trabajadores que realizaban trabajos de limpieza en un pozo séptico de aproximadamente 15 metros de profundidad, fallecieron luego de inhalar gases tóxicos.
El hecho ocurrió la mañana del miércoles en el fundo denominado Santa María, distrito de Bella Unión, provincia de Caravelí.
Según la policía, el fatal incidente sucedió porque las víctimas no contaban con los equipos adecuados para ingresar al pozo.
TRES SE SALVARON
Sus demás compañeros de labores, quienes se encontraban fuera del pozo, de inmediato solicitaron el apoyo de la policía y serenazgo del lugar para poder rescatar a los obreros.
Los efectivos, tras una ardua labor, lograron recuperar a cinco de ellos, a quienes se les brindó los primeros auxilios (respiración boca a boca) debido a que se hallaban inconscientes.
Posteriormente, fueron evacuados de emergencia al Centro de Salud de Acarí, para su reanimación y tratamiento.
Tres de los cinco trabajadores reaccionaron y fueron identificados como Pablo Gutiérrez, Carlos Merino y Clemente Camilido Puca, quienes se vienen recuperando satisfactoriamente.
Mientras que los trabajadores identificados como Roberto Carlos Aliaga Quispe (36) y Fortunato Alejo Huamaní (46) perdieron la vida.
Los galenos informaron que la causa del deceso por la inhalación de gases tóxicos.
La noticia se comunicó al representante del Ministerio Público, quien dispuso el internamiento de los cadáveres en la morgue del mencionado centro de salud.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad