CERCADO. La primera película épica peruana, Gloria del Pacífico, llegó después de 2 años a Arequipa.
Este filme le costó sangre al director y productor Juan Carlos Oganes, quien tuvo que vender su casa para financiar la película que costó más de 200 mil dólares.
La película, que narra de manera conmovedora los acontecimientos ocurridos desde la Batalla de Alto de la Alianza hasta la Batalla de Arica, será proyectada en el Teatro Municipal de Arequipa del 1 al 10 de abril, en doble horario. Conozcamos qué hay detrás de la película.

¿Qué es ‘Gloria del Pacífico’?
Es la primera película de una trilogía, fue estrenada en el 2014 y ganó el premio a mejor película peruana de ese año. Tuvo como participantes a 35 actores, más de 600 extras y un vasto despliegue de infantería y caballería de la época. En esta película también participaron el Ejercito del Perú, la Marina de Guerra y Bomberos Voluntarios. Se filmó en sus instalaciones antiguas.
¿Cuál fue tu motivación para escribir la película?
Viví de niño en Tacna y pude sentir el patriotismo a flor de piel, incluso los lugares donde ocurrieron los hechos están allí. También vi la serie hecha por el Estado (1979) “Nuestros Héroes de la Guerra del Pacífico”, que me inspiró. Creo que uno hace lo que está dentro de su corazón, y eso es para mí hablar de valores y patriotismo.
¿Por qué escribir sobre la guerra?
Esto nace de una necesidad de mostrar héroes reales. Actualmente buscamos un escape en la televisión con héroes vacíos de mente. Necesitamos recordar a los héroes del pasado. La película no es una apología a la guerra, sino una autocrítica, un mirarnos a nosotros mismos, ver cómo después de tantos años seguimos cometiendo los mismos errores: corrupción, egoísmo, racismo, los motivos por los cuales perdimos la guerra. Todo lo chuncho y fracasados que somos nace de eso. Las ganancias no son muchas, lo que me motiva no es hacer plata, sino patria.
¿Por qué se debería ver esta película?
Creo que la gente necesita despertar de tanta brutez impuesta por lo medios, que no hace que nosotros despeguemos como país. No buscamos un patriotismo barato, sí un verdadero amor a la patria. Es bonito cuando la gente sale llorando y grita “¡Viva el Perú!”.

Texto: Leslie Navinta Alfaro
redaccion@editoramultiemdios.pe

fleming

Edición digita

Publicidad