La movilidad urbana en el Perú está como el fútbol: avanza de tumbo en tumbo. Sin visión ni planes a largo plazo, los proyectos para mejorar los sistemas de transporte urbano se ejecutan desordenadamente y, al final, no alivian los problemas de la población. En las ciudades se construyen obras viales aisladas que solo sirven como parches, pero no resuelven la crisis.
En Arequipa no nos escapamos de esta situación. Hace una década la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA) planteó el Sistema Integrado de Transportes (SIT) como una alternativa frente al servicio ineficiente que dan las combis y cústers vetustas. Este proyecto, valorizado en US$ 150 millones, planteaba la disminución de rutas (de 200 a 80) y el uso de corredores viales exclusivos con buses de alta capacidad que cumplirían horarios y tiempos de viaje exactos.

Luis Gutiérrez, secretario general del SIBRT, expuso durante el foro.

Luis Gutiérrez, secretario general del SIBRT, expuso durante el foro.

En 2010, el SIT estaba listo para implementarse. Sin embargo, entró en la congeladora mientras esperaba el financiamiento del Gobierno central. En ese periodo, el alcalde provincial de Arequipa, Simón Balbuena, hizo obras en las calles Sucre y Bolívar para que por ahí transitaran los buses articulados. También organizó una licitación de rutas que meses después sería cuestionada por la gestión de su sucesor en la alcaldía: Alfredo Zegarra. La espera se tornó en mecida y en 2013, el SIT fue relegado por el monorriel, una alternativa mucho más costosa (su último trazado requería una inversión de US$ 1.040 millones) y que impactaba en la arquitectura del Centro Histórico.
Después de diseños y rediseños, el monorriel fue rechazado y declarado inviable. Ahora, tras seis años perdidos, el SIT vuelve a la cancha nuevamente como alternativa para solucionar el caos del transporte arequipeño. Esta vez, para que la MPA pueda llevarlo a cabo con sus recursos se ha planteado una versión económica del proyecto.
MODIFICACIONES INICIALES
Según el presidente de la Comisión de Licitación del SIT, César Durand, las modificaciones incluyen, en la primera fase, el uso de buses patrones (como los que circulan por el Corredor Azul de Lima), más pequeños y ligeros que los BRT (vehículos articulados, similares a los del Metropolitano limeño).
“Estos buses patrón solo tienen un ancho de 12 metros (ya no 18 como los BRT) y no requerirán la construcción de estaciones ni paraderos como en el anterior proyecto. Los costos de infraestructura se disminuirán ya que solo se necesitará instalar unas plataformas y señalizaciones en las vías por donde pasarán los buses”, explica Durand.
Además, como los buses patrones solo transportarán entre 90 y 100 pasajeros (a diferencia de los 160 que trasladaban los BRT), la demanda extra de las rutas troncales –en especial en el centro de la ciudad– tendrá que ser redistribuida a los tramos secundarios (rutas alimentadoras y estructurantes). Según Durand, el flujo del 25% de las rutas alimentadoras y estructurantes ha sido rediseñado.

Las combis antiguas brindan un mal servicio a los pasajeros locales.

Las combis antiguas brindan un mal servicio a los pasajeros locales.

Por su parte, el gerente de Transportes de la MPA, Percy Velarde, indica que el diseño y recorrido del SIT no tendrá que ser cambiado. “Se mantendrán las dos rutas troncales que atravesarán la ciudad de norte a sur y las nueve unidades de negocio que alimentarán a las rutas principales desde los distritos”, indica el funcionario.
En cambio, Velarde señala que sí se implementará un programa de obras con nuevos intercambios viales, puentes y viaductos para que esta versión del SIT ligero funcione a la perfección a partir de la primera mitad del 2018. Se calcula que en la primera fase del proyecto se requerirá una inversión de S/ 150 millones.
ACOMPAÑAMIENTO TÉCNICO
La segunda licitación pública para concesionar las rutas de operación y el componente tecnológico (sistema de cobro e información) del SIT ya está en marcha. El 8 de abril próximo se publicarán las bases y contratos para la rueda de consultas. Para fines de junio próximo se entregará la buena pro a las propuestas de las empresas privadas.
Durante este proceso de implementación del proyecto, la comuna provincial recibirá el acompañamiento técnico de la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados y BRT (SIBRT), que agrupa a 28 ciudades que han implementado modelos avanzados de transporte urbano.
Luis Gutiérrez, secretario general del SIBRT, indica que pondrán a disposición de la MPA su experiencia y conocimientos de los proyectos implementados en 11 países para reducir los errores y riesgos en el desarrollo del SIT en Arequipa.
“Con todas estas herramientas, el desarrollo del proyecto ahora está en manos de la municipalidad. Todos los obstáculos que puso el Gobierno central se quedan de lado y ahora con los recursos que tenemos hay que llevar a cabo esta versión ligera del SIT”, dice Gutiérrez.
Esta vez, se espera que en dos años haya resultados y no que, de nuevo, tengamos que replantear lo avanzado.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap