POLOBAYA. Una familia salva de morir cuando el auto en el que viajaban se le vació los frenos, perdiendo el control de la unidad y terminando dentro de un barranco de 30 metros. El milagro se produjo cuando el vehículo (station wagon) descendía hacia el Santuario de Chapi en Polobaya.
El accidente ocurrió aproximadamente a las 10:30 horas de hoy, cuando la familia “Escarcena” se dirigía a visitar a la mamita de Chapi, sin embargo, antes de llegar al Templo un desperfecto mecánico habría ocasionado que el vehículo de placa V5J-432, donde se movilizaban caiga al precipicio.
En la aparatosa caída, felizmente una roca en la mitad del barranco ocasionó que el auto no termine al fondo evitando una tragedia.

Testigos llamaron de emergencia a los bomberos y la Policía, quienes bajaron por el precipicio para rescatar a los 7 heridos que dejó el accidente, entre ellos 2 menores de edad.

Texto: Jorge Núñez Patiño
jnunez@editoramultimedios.pe

fleming

Edición digita

Publicidad