TACNA. Un varón que trasladaba 30 mil soles de licores sin documentación en su vehículo, desató una feroz persecución tras ser detectado por dos policías motorizados. En su loca huida atropelló a un agente y chocó a un taxi, siendo capturado frente a un night club del Parque Industrial. A las 19:45 horas del sábado, dos agentes policiales del área de Radiopatrulla a bordo de motocicletas patrullaban por la avenida Industrial y al llegar al cruce con la avenida Tarata, unos transeúntes les advirtieron sobre un vehículo que circulaba a excesiva velocidad. Los agentes alcanzaron al automóvil marca Kia con placa A3U-374 modelo Óptima, de color plomo, en la avenida Jorge Basadre, dándole la señal de estacionarse a un costado de la vía, sin embargo, el auto aceleró.

El suboficial de tercera PNP Víctor Cotrado Coyllo (24) a bordo de su motocicleta reglamentaria con placa PL-14190 adelantó al auto fugitivo en la portada del sol y le cerró el paso, pero el chofer realizó una maniobra temeraria y lo atropelló, siguiendo su curso. El policía quedó herido sobre la pista con la motocicleta volcada, pero se levantó y abordó un auto particular cuyo conductor colaboró para continuar la persecución policial. El fugitivo ingresó al distrito Alto de la Alianza, seguido de cerca por el policía herido en auto y su colega en motocicleta. Al llegar frente al Parque de la Familia chocó contra el parachoque de un taxi con placa X2W-311, cuyo conductor Alberto Aguilar Ponce (21) resultó como agraviado.

El conductor fue identificado como Valeriano Juan Catacora Castillo (30), quien no portaba licencia de conducir y transportaba en su vehículo 26 cajas de licores de marcas Bacardi, Vodka Tanqueray, Ron de Caña, y whisky Johnnie Walker, valorizados en unos 30 mil soles sin ninguna documentación. Valeriano Catacora opuso tenaz resistencia y fue enmarrocado y detenido, siendo trasladado a la comisaría Gonzáles Vigil por los delitos de lesiones contra la vida y la salud, abandono de persona en peligro, peligro común por causar un choque y darse a la fuga y además un presunto contrabando al no portar documentos de los licores.

Yura

Edición digita