Los padres de familia de la I.E. Micaela Bastidas, junto a sus menores hijos realizaron un plantón exigiendo se revierta un terreno de 600 metros cuadrados ubicado frente a la escuela que le pertenece a la institución.

Sucede que en el año 2000, las autoridades del emblemático colegio alquilaron dicho espacio,  sin embargo en el 2008 las personas a su poder fallecieron y desde esa fecha los nuevos propietarios no quieren entregar el terreno a la institución educativa, perjudicando a más de 800 alumnas.

Ante el problema, los padres de familia de la APAFA indicaron que acudirán a la gobernatura y la procuradoría para hacer escuchar su voz de reclamo y puedan recuperar el espacio a favor de las alumnas su pedido.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui