El Tribunal Supremo de Justicia venezolano declaró inconstitucional la ley de amnistía y reconciliación que aprobó a finales de marzo la mayoría opositora del Congreso y que buscaba liberar al líder opositor Leopoldo López y varias decenas de los llamados “presos políticos”.

La normativa, que no contaba con el respaldo del gobierno, fue enviada la semana pasada al tribunal por el presidente Nicolás Maduro para que la declarase “inconstitucional”.

En un mensaje divulgado el lunes a través de su cuenta en la red social de Twitter, el máximo tribunal anunció que: “Por unanimidad la Sala Constitucional del TSJ declara inconstitucional la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional sancionada por la AN (Asamblea Nacional)”.

El dictamen se produjo 13 días después que la Asamblea Nacional, controlada ahora por la oposición, aprobó el texto legal que  contemplaba una amnistía para los llamados “presos y perseguidos políticos” de los últimos 17 años, y que según estimaciones de activistas de derechos humanos podría llegar a beneficiar a más de 5,000 personas.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral