El trabajo de inteligencia de la PNP y la Fiscalía de Lavado de Activos con la representación de Roger Paredez Figueroa, ayer en la mañana allanaron dos viviendas que serían propiedad del exalcalde del distrito de Pomata, provincia de Chucuito, Walter Quispe  Galindo (38). La exautoridad afronta una grave denuncia, pues la Fiscalía en Lavado de Activos de Puno con sede en San Román, lo denunció por enriquecimiento ilícito durante su gestión 2011-2014. Percibía un ingreso de 2 mil 651 soles mensuales, sumados en cuatro años hicieron 146 mil 725 soles, sin considerar sus gastos.

Sin embargo, Quispe Galindo adquirió entre el 2011 y 2014 bienes por más de 1 millón 900 mil soles.

A raíz del desbalance patrimonial, la Fiscalía inició una investigación, develando que desde el 2011 este realizó distintas adquisiciones y edificó hasta 3 inmuebles. Varias unidades de la policía llegaron hasta el inmueble de cuatro pisos en el jirón José Olaya Mz. A Lote 1 (Villa El Salvador – Faro), distrito de Pomata, en un área de 369 metros, que estaría valorizado en 905 mil 687 soles.

La fortuna le alcanzó para construir otra vivienda de tres pisos, ubicada en el jirón Panamá 557 y 559 del barrio Villa Florida de la ciudad de Puno. La obra costó 220 mil 855 soles. Esta propiedad también fue allanada por la Fiscalía con resguardo de la PNP.

Lo curioso es que la cónyuge es profesora, pero  desde el 2010 no ejercería su profesión. Es decir, a pesar de no contar con trabajo, el 16 de agosto del año 2013 compró un terreno de 98 metros, en 11 mil 335 soles; y el 3 de agosto del 2015, un moderno auto marca Hyundai, modelo I10 de placa Z3Q-501, a 17 mil 556 soles.

Quispe Galindo postuló a la  alcaldía de Chucuito – Juli, en el 2014, donde gastó miles de soles en la campaña.

Las ganancias y las compras de esta pareja no han sido justificadas.

EXALCALDE SE DEFIENDE

Walter Quispe  Galindo, llegó a la vivienda y defenderse en una entrevista.

“Estoy sufriendo un atropello. La propiedad me la compré en el 2006 con 3 mil 700 soles cuando no era alcalde. Yo laboré en oenegés por varios años, es fruto de mi esfuerzo. A través de los medios de comunicación me entero que el fiscal había colocado 800 mil soles. Familiares del fiscal Dante me pidieron trabajo y yo no lo hice. Yo presumo que esto es una venganza”, aseveró.

El exalcalde con la llave en mano decidió abrir el portón para que las autoridades y la policía ingresen al recinto.

El fiscal quien lleva el caso y una parte del contingente policial, ingresaron a la vivienda que fue abierta por el propio exalcalde. Varios uniformados resguardaron el perímetro.

Trascendió que el investigado habría fomentado a un grupo de 40 pobladores para que lancen piedras contra los efectivos y el fiscal. Esta gresca fue controlada por la policía. Ambas viviendas fueron puestas en cadena de custodia y nadie puede ingresar a ellas.

Algunos vecinos expresaron que los terrenos son de precios bajos y no como otros los hacen parecer.

Texto: Kevin Moncada Xespe
kmoncada@editoramultimedios.pe

 

fleming

Edición digita

Publicidad